Raquel Eidem

Su obra artística se desarrolla entre la escultura y la instalación artística. A lo largo de su trayectoria ha desarrollado un discurso crítico sobre su entorno social y político a través del uso de los materiales cerámicos.

Circe es la consecuencia de un estado crónico de enfado con la naturaleza humana.

 
Desde un estado de descontento y decepción, la observación del ser humano, la reflexión sobre su naturaleza y el empeño permanente por comprenderlo en su complejidad, conducen en este proyecto a la conclusión de que, sencillamente, no es perfecto, de que el ser humano es defectuoso.
 

Resulta difícil dilucidar si el origen de este defecto es educacional, patológico o social, pero frente al riesgo de que el reconocimiento de este error pueda confundirse con la misantropía, esta propuesta artística se articula en torno a la búsqueda de los resquicios a los que agarrarse para seguir teniendo esperanzas en el ser humano.

El traje

Cerámica, barro blanco, esmalte transparente y latón

95 x 33 x 57

 

Consultar precio

 

El traje 

Cerámica, barro blanco, esmalte transparente y latón.

95 x 33 x 57

Vendido

El argonauta

Cerámica. Barro negro y soga

110 x 33 x 57

Consultar precio

Crematomanía

Cerámica. Barro blanco, esmalte transparente, oro y latón

110 x 60 x 60 cm

Vendido

Bujía azul

Porcelana azul y porcelana blanca

54X25X25 cm

Rodillos

Porcelana roja

Medidas variables

Instalación Industrial commons

Codo negro

Porcelana roja y porcelana blanca

40X30X15 cm